La Atención temprana (AT) es el «conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos».

Pueden estar ya presentes al nacer. Otras veces serán detectados a lo largo de los primeros tres años (sobre todo en el ámbito sanitario o por la propia familia). En el inicio de la etapa escolar de segundo ciclo de infantil (de tres a seis años) podrán detectarse también en el ámbito educativo. El niño crece a todos los niveles y, por tanto, las actividades irán dirigidas a todas las áreas del desarrollo. El profesional que interviene en Atención temprana debe atender esta globalidad.

Desde nuestro servicio de atención temprana hacemos frente a las diferentes áreas de trabajo:

  • Motora, la trabajamos con fisioterapia y psicomotricidad.
  • Cognitiva, se trabaja la atención del niño, la memoria y la espera.
  • Sensitiva, trabajamos el oído, la vista, el gusto, el tacto.
  • Lenguaje, se trabaja todo lo relacionado con sus alteraciones.